Con esta nueva publicación con las recetas necesarias ya podéis preparar este delicioso cake de viaje, que formó parte de la Dulcipas #465, en la que puedes ver el paso a paso.

 

 

 

 

  • 115 gr Puré de mandarina
  • 75 gr Secciones de naranja pelada
  •  50 gr Pasta de naranja confitada
  • 60 gr Azúcar blanco
  • 25 gr Glucosa
  • 4 gr Pectina NH
  • 1 gr Ácido cítrico
  • 1 un Ralladura de mandarina

 

MERMELADA DE MANDARINA

Calentar el puré y la glucosa a 40ºC.

Añadir la pectina y el azúcar, mezclados previamente y añadir la pasta de naranja y la naranja cortada.

Levantar el hervor sin dejar de remover.

Añadir entonces el ácido cítrico.

Romper un poco la fruta con un túrmix.

Reservar en la nevera.

Antes de usar, romper la gelificación con una varilla y poner en una manga pastelera.

Rellenar el cake una vez congelado.

 

 

  • 200 gr Agua
  • 80 gr Azúcar blanco
  • 1 un Piel de limón
  • 100 gr Zumo de mandarina

 

JARABE PARA EL CAKE

Mezclar el agua, el azúcar y la piel del limón y hervir.

Dejar enfriar y añadir el zumo.

Usar para bañar los cakes.

 

 

 

 

  • 135 gr Pasta de pipas de calabaza
  • 135 gr Azúcar lustre
  • 15 gr Aceite de maiz
  • 270 gr Chocolate blanco

 

 

GIANDUJA DE PIPAS DE CALABAZA 

Refinar en el procesador de alimento las pipas de calabaza y el aceite.

Mezclar con el chocolate fundido a 40ºC.

Atemperar a 24ºC. Poner en un marco y dejar cristalizar.

Reservar en nevera durante 30 minutos y después a temperatura ambiente.

 

 

 

ACABADO Y DECORACIÓN

Una vez los cakes estén congelados, rellenar con la mermelada de mandarina.

Decorar con placas de chocolate a los lados.

Espolvorear azúcar lustre y decorar con los cubos de calabaza, rizos de gianduja y tiras de naranja confitada